Fiesta de carácter religioso en la que “el Cuerpo de Cristo” recorre procesionalmente las principales calles de la villa, acompañado por los vecions del pueblo, los niños que han realizado su Primera Comunión, las autoridades municipales y la banda de música.

Para este acontecimiento las casas del pueblo se engalanan y decoran colgando de sus ventanas y balcones banderas, labores de bordado, tapices… y lanzando desde ellas al paso de la Custodia flores y pétalos de rosas. Además endeterminados puntos del recorrido los vecinos levantan  pequeños altares adornados con flores, telas bordadas, etc., donde se colocará momentáneamente la Custodia mientras se rezan varias oraciones.