Fiesta de los Veinticinco

Su origen está relacionado con la Comunidad de Villa y Tierra, formada por Saldaña y 24 pueblos de la comarca. De esta antigua organización se mantuvo hasta hace unos años la denominada “Rogativa de los Veinticinco Lugares”.

El origen de la Comunidad y la rogativa parece deberse a una serie de calamidades que asolaron la comarca y que no afectaron a estos pueblos gracias a la protección de la Virgen. En muestra de agradecimiento, estas poblaciones prometieron acudir en procesión todos los años al Santuario de la Virgen del Valle para pedirla nuevas gracias.

La fiesta se celebraba en el mes de abril y era de carácter eminentemente religioso. Los 25 pueblos que componíoan la Comunidad, incluida la Villa, acudían procesionalmente a la ermita, portando la imagen de más devoción de cada lugar, con sus cruces procesionales y pendones. En el santuario se celebraba una misa al aire libre en honor de la Patrona y a su término se hacía una procesión alrededor de la pradera del santuario, para finalizar en una ofrenda de productos y ganados. Además en tiempos más modernos se convocaba un importante concurso de carrozas y juegos populares.

El alcalde de la villa recibía a todos los pueblos a la entrada de Saldaña y les aportaba una cantidad de dinero en función del número de habitantes cada uno para que siguieran la fiesta en su localidad.