Fiesta no institucional, protagonizada por los vecinos más jóvenes de la villa quienes la noche del 23 al 24 de junio se reúnen en el cerro del Castillo (y también en algunos barrios) para quemar una gran hoguera y en torno a ella celebrar el día de San Juan con música, juegos y chocolate caliente.