Plaza del Trigo

Su nombre se asocia a la venta de productos agrícolas en el tradicional Mercado de los Martes. Esta cita documentada como mínimo desde 1502, identifica el papel comercial de la Villa de Saldaña en la Comarca, y el nombre de Plaza del Trigo, al lugar habitual de la venta de granos, fundamentalmente trigos. No obstante, también albergaría otro tipo de mercaderías como hortalizas y legumbres, función que en cierta forma conserva hoy día, por ser el lugar habitual de ubicación de los puestos de frutas y verduras.

Siendo ésta desde luego su dedicación primigenia, no será sino hasta avanzado el siglo XVII cuando las fuentes empiecen a citar esta especialización comercial, pues este recinto, junto con las actuales Plaza de España y Plaza del Lino, se englobaba en el título más amplio de “mercado”, como lugar del mercado. De este modo, en el Catastro de la Ensenada (“Libro de Hacienda de Seglares de la Villa de Saldaña), de 24 de septiembre de 1751, ya se la denomina “Plaza del Mercado del Pan”, citándose ya como Plaza del Trigo en el Padrón de 1859, puntualización que también se extiende a la Plaza del Lino. La actual Plaza de España pasó a denominarse Plaza Mayor en el censo de 1898, según recoge José María Caballero[1].

Las fuentes históricas también aportan algunos detalles de su trasiego comercial. Según el citado investigador, este espacio albergaba el pósito municipal, y en 1751 se tiene noticia de una panera propiedad del boticario Manuel Gómez Gil. Bien cerca, en la Calle del Conejo, se ubicaba también la propia de Dª Catalina Martín García, una de las propietarias, junto con el marqués de la Valdavia, más importantes de Saldaña. Por último, muchas personas de la localidad han conocido hasta tiempos recientes una plataforma de cemento – “La Magdalena” – ligeramente inclinada para evitar humedades en el lugar donde se apilaban los sacos de grano.

Hasta mediados del siglo XVII era probablemente un lugar extramuros presidido por la iglesia de San Miguel, con amplios descampados a sus lados que facilitaría la ubicación de mercaderías de gran volumen. La existencia en uno de sus costados de manufacturas de pieles y curtidos, tal como sugiere el nombre de la Calle del Tinte, parece definir una actividad económica importante que facilitaría la construcción de edificios asociados a su actividad principal.

Con una tipología constructiva similar a la más antigua Plaza Vieja fueron alineándose casas de entramado con soportales donde poder refugiarse los mercaderes durante los largos meses de invierno. De su aspecto tradicional sólo se conserva uno de sus costados, en una de cuyas columnas está grabada la fecha de 175(?)

La Plaza y los soportales han sido remodelados en 2018 con sendas subvenciones de la Consejerías de Presidencia y Turismo. Además de la instalación del adoquinado, también se ha regulado el aparcamiento, ya que su ocupación intensiva perjudicaba tanto la visión del conjunto como la función comercial que aún posee.

[1] Macho Tomé, A., Causas que alteran la salubridad pública en Saldaña (Palencia), Valladolid, 1897. Caballero González, J.M., Algunas calles de Saldaña, Saldaña, 2006.

Plaza Mayor de Saldaña, rebautizada de España en 1920 (foto cedida por Carmina Herrero). A la derecha la Plaza del Trigo.

 

Mercado semanal de los martes. Circa 1909.